David Tuggy T. — Lecciones para un curso del náhuatl moderno

Lección 6

4. Reduplicación

CV-CV
CVh-CV
C-CV

La reduplicación se mencionó en la sección 1.3, y hemos visto varios ejemplos. Las tres formas de reduplicación en el nawatl de Orizaba son: (1) se reduplica sencillamente la primera consonante y vocal de la raíz, o (2) se hace esa misma reduplicación con la añadidura de h entre la reduplicación y la raíz, o (3) se reduplica sin h, alargando la vocal reduplicada. Es decir, si la raíz empieza en CV, la reduplicación produce o CV-CV, CVh-CV, o C-CV. Cuando la raíz empieza en vocal, se produce V-V, Vh-V, o -V: estos casos son menos comunes.

Significa: plural,
intensidad,
repetición, etc.

La reduplicación ocurre en raíces de todos tipos, aunque es quizás más común en los verbos y los adjetivos. A veces ocurre en afijos también (p.ej.: con -tzin diminutivo/honorífico, 2.6).

Tiene varios significados relacionados: puede significar intensidad, pluralidad de sustantivo o de sujeto u objeto de verbo, acción repetida, distribución espacial o temporal, etc.; a menudo se combinan dos o tres de estos significados en una sola forma, como se puede notar en los ejemplos que siguen.

tona brilla el sol
toh-tona brilla fuerte, quema el sol
to-ton-ik caliente
to-nan-tzin nuestra madre
to-nan-tzi-tziw-wan nuestras madres
o-ni-ya-ya yo iba (no reduplicación, sino tiempo copretérito)
o-ni-ya-ya-ya yo siempre iba
chipin-tok está goteando
chih-chipin-tok está gotea y gotea
ni-nemi ando, vivo
ni-neh-nemi camino
ni-ki-tta lo veo
ni-k-i-itta[1] acostumbro verlo, lo veo repetidas veces
o-mik-keh murieron
o-mih-mik-keh murieron (forma preferida)
eyi tres
eh-eyi de tres en tres
ni-k-tlali-lia se lo pongo (alguna cosa)
ni-k-in-tla-tlali-lia les pongo (algo) para cada uno

Puede significar
no verdadero,
malo, etc.

La reduplicación a veces lleva otros significados no tan claramente relacionados a los ya mencionados. En sustantivos puede significar que el objeto no es verdadero, que es juguete, que es de la niñez. (El texto al final de la Lección 2 tiene varios ejemplos.)

konetl   bebé kō-konetl muñeca
siwatl mujer si-siwatl (uno que juega) el papel de mujer

Puede dar a un verbo un matiz de fealdad o maldad:

ni-k-neki lo quiero ni-mo-nē-neki soy consentido, me creo la gran cosa
ni-k-ihtowa lo digo ni-tlah-tla-htowa hablo mal, digo groserías

Hay formas que siempre aparecen en forma reduplicada:

ni-tla-tlasi toser *ni-tlasi
ah-áwil-li juguete *áwil-li

5. tla-, tē- y ne-

tla- algo, las cosas
tē- a alguien, a la gente
ne- a sí mismo(s), el uno al otro

Hay tres marcadores especiales de objeto que significan que el objeto indicado no se especifica, ya sea por que es desconocido, porque es general, porque es obvio, o que por alguna otra razón el hablante decide no especificarlo. El más común de ellos es tla-, que ya hemos comentado en la Lección 3 (3.1.8). Menos comúnmente se usa - objeto humano no especificado, y aun menos común es ne- objeto reflexivo no especificado, que más se usa en nominalizaciones que en formas verbales. El uso de uno de estos prefijos puede corresponder en la traducción al uso de un verbo intransitivo en el español. También tla- muchas veces puede traducirse algo, o las cosas, - puede traducirse a alguien o a la gente, y ne- a sí mismo(s), o mutuamente, el uno al otro.

ni-k-kua lo como ni-tla-kua como, como algo
ni-k-mati lo sé ni-tla-mati soy sabio, sé las cosas
ni-k-chia le espero ni-tē-chia espero (a alguien)
mo-mahtia se espanta (lit. se da miedo) ne-mahtí-lis-tli el miedo (que uno se da a sí mismo)

tla- objeto general,
canónico, malo/sagrado
acción general, canónica

Tla- llega a tener varios significados, que corresponden a las distintas razones por las que una persona eligiría no especificar el objeto. A veces significa objeto general; p.ej. ni-tla-mati significa sé las cosas en general. A veces es objeto canónico u objeto esperado, o, partiéndose de esos conceptos, acción general o acción canónica. Por ejemplo, cuando se dice ki-kua lo come, se espera que lo comido fue comida, pero es posible que haya sido otra cosa. Pero cuando se dice tla-kua come, queda claro que lo que se come es comida, y además se espera que se come de la forma normal en la situación canónica. Ki-kua se podría usar de una situación en que un hombre comiera piedras, o en que comiera una joya para esconderlo de otras personas, o en que comiera por las narices, pero tla-kua no. Es importante acordarse que lo canónico o esperado puede variar mucho de cultura en cultura. Por ejemplo, la forma con tla- de ni-k-totonia lo caliento, ni-tla-totonia, significa asoleo café, o en Rafael Delgado, donde muchos cultivan gladiola y lirio, asoleo camote, y en casi todos lados puede querer decir recaliento tortilla. También tla- puede querer decir objeto malo, como en ni-tla-htowa hablo mal, digo groserías,[2] u objeto sagrado, como en ni-tla-tolo-ltia (yo-no.especif.-tragar-caus) doy la hostia (en la misa).

Dos objetos:
S-O-ONE-Raíz

Tla- (y con menos frecuencia -) se usa cuando corresponde a un objeto secundario en vez del objeto primario (objeto directo), y en tales casos se incluye después del marcador del objeto directo. Esta construcción, pues, tiene dos objetos. En los dos ejemplos abajo, k- es el objeto principal de maka, pues representa a la persona que recibe algo. Tla-, que representa la cosa dada, es por lo tanto el objeto secundario. También es segundo objeto, es decir el segundo en orden, ya que siempre ocurre después del otro objeto. El orden Sujeto-objeto-objeto.no.especificado-raíz es importante, pues es característico de las construcciones de dos objetos.

ni-k-maka le doy (algo)
ni-k-tla-maka le doy comida (objeto canónico)

En otros casos tē- corresponde al objeto primario, y se introduce otro objeto (normalmente el objeto secundario que se convierte en primario), dando otra vez el patrón sujeto-objeto-objeto.no.especificado-raíz. En estos casos diremos que, p. ej., tē- es el objeto primario de maka, pero que forma una raíz compleja tē-maka, que es transitiva, y cuyo objeto primario es la cosa dada. Así mismo tē- es el objeto primario de illia decir a una persona, pero la raíz compleja tī-llia acusar tiene como objeto primario a la persona de quien se habla.

ni-k-tē-maka lo doy, lo entrego (a alguien)
ni-k-illia le digo
ni-k-tī-llia le acuso (hablo de él a la gente)

Dos objetos:
S-O-Refl-Raíz,
S-O-Sust-Raíz

También en las construcciones de dos objetos el reflexivo mo- puede funcionar como segundo objeto. También un sustantivo incorporado (10.2.1) puede ser segundo objeto, ya sea objeto primario u objeto secundario. Lo que no se permite es que un objeto personal de los presentados en la sección 3.1.4 sea segundo objeto en una construcción de dos objetos.

ni-k-maa lo golpeo ni-k-mo-maa peleo con él
ni-k-kua-maa le golpeo (en) la cabeza    
ni-k-mati lo sé   ni-k-ix-mati le conozco

tla- donde se
espera objeto humano

A veces tla- se usa con el significado acción canónica con un verbo que toma objeto humano, donde se esperaría más bien -. A veces existe también la forma con - y la misma raíz.

ni-k-machtia le enseño
ni-tē-machtia enseño (a la gente, a alguien)
ni-k-tē-machtia lo enseño (alguna materia)
ni-tla-machtia doy clases, soy maestro
ni-k-miktia lo mato
ni-tla-miktia soy homicida, mato a gente

tla- y tē-
con intransitivas

Tla- también se usa a veces con raíces verbales intransitivas, o representando a un objeto secundario, o bien significando acción canónica o, más frecuentemente, acción general. Con este último sentido se usa con muchos verbos de tipo meteorológico. Tē- también, aunque no tan frecuentemente, puede aparecer con intransitivas.

nesi aparece
tla-nesi amanece (aparecen las cosas por todos lados)
kóyon-ki está agujerado
tla-kóyon-ki está agujerado por todos lados
chipaw-i se pone limpio, blanco
tla-chipaw-i se pone limpio, despejado, el cielo
ni-miki muero
ni-tē-miki sueño (con alguien)
ni-k-teh-tē-miki sueño con él

En 2.4 vimos que tē- puede funcionar como un posesivo, y como veremos más adelante (6.5), todos los tres marcadores de objetos no especificados pueden servir de objetos de posposiciones.

tē-nan la madre, mujer, señora
tē-compare cuate, compadre, hombre de la sierra

6. Posposiciones y frases posposicionales

Posposiciones se sufijan
a sus objetos

En el español se usan preposiciones para expresar relaciones estativas transitivas. Las preposiciones son palabras como en, a, para, sobre, de, etc., y se llaman preposiciones porque vienen antes de sus objetos. En náhuatl se usan posposiciones: las posposiciones no sólo vienen después de su objeto, sino que le son sufijados.

6.1 Posposiciones sencillas

Formalmente,
objeto de PP
= poseedor

Históricamente las posposiciones se sufijaban a los sustantivos frecuentemente. En muchos dialectos modernos, incluido el de Orizaba, ya muy poco ocurre eso, excepto en frases fijas. Más bien la posposición toma un prefijo posesivo que expresa persona y número de su objeto. Por ejemplo, la posposición -wan significa con, y tiene las siguientes formas:

no-wan conmigo to-wan con nosotros
mo-wan contigo amo-wan con Uds.
i-wan con él/ella im-wan con ellos/ellas

Para nombrar las posposiciones usaremos la forma con i- 3ª persona posesor; podríamos usar la forma con no- por paralelismo con la forma de citar los verbos, pero muchas veces el sentido de la posposición es restringido cuando el objeto es humano, e i- puede abarcar objetos no humanos tanto como humanos.

Los significados de las preposiciones y posposiciones suelen ser de entre los conceptos más difíciles de traducir de un idioma a otro. Las traducciones que se les dan son aproximaciones de los sentidos básicos: en cualquier caso particular no es de sorprenderse que otra traducción sea más apropiada.

Las otras posposiciones sencillas más comunes son las siguientes:[3]

i-nawak cerca de, junto a
i-pah, i-pan, i-pa en, sobre
i-tech en, junto a
in-tzallan entre (siempre tiene objeto plural)

En los dialectos modernos del náhuatl se ocupan varias de las preposiciones del español. De y para son especialmente comunes. Estas naturalmente no llevan prefijo posesivo, y por lo tanto requieren que les siga un objeto.

Otra forma que puede tomarse como preposición, o bien como posposición que siempre toma el prefijo i-, es ik, que significa por, rumbo a, cerca de.[4] También es común la forma i-ka con, por medio de, porque, pero mucho menos común las formas correspondientes de 1ª o 2ª persona, las cuales tienen un significado diferente en todo caso (p.ej.: no-ka en cuanto a mí, en mi lugar, acerca de mí).

6.2 Frases posposicionales

Frases: O-PP Obj

Una posposición con su prefijo puede estar sola, pero si se quiere dar a saber más acerca del objeto de la posposición que su persona y número, se puede usar una frase posposicional más amplia, en la que un sustantivo o frase nominal funciona como objeto frasal. Por ejemplo, i-pan significa en él, pero para decir en la tierra se dice i-pan tlalli. El sustantivo tlalli sirve de objeto frasal: amplifica las especificaciones de i- como un objeto clausular amplifica las especificaciones del objeto prefijal en el verbo.[5]

Uso adverbial,
adjetivo

La frase posposicional, como la preposicional del español, puede usarse con función adjetiva o adverbial. Es decir, se usa para modificar o un sustantivo o un verbo, el cual podemos llamar el sujeto de la posposición. Indica que la relación designada se obtiene entre el sujeto, ya sea sustantivo o verbo, y el objeto. Por ejemplo tláxkalli ipan mesah quiere decir la tortilla en la mesa; la frase ipan mesah describe o modifica tláxkalli, que es, por lo consiguiente, su sujeto. En cambio, en omihtotih ipan mesah bailó encima de la mesa, el sujeto es el verbo omihtotih, y la frase funciona como adverbio. Normalmente la frase posposicional sigue a su sujeto.

No siempre hay PP
= preposición española

Muchas veces en el náhuatl no se usa una frase posposicional para expresar un concepto adverbial que en el español se expresaría por una frase preposicional. Las ideas locativas se pueden expresar con muchos verbos simplemente incluyendo el sustantivo sin posposición, e ideas como a, de, para, por, etc., suelen expresarse por estructuras como los aplicativos (sección 9.2).

niyah nochan Voy a mi casa. (locación sin posposición)
tinechtixilia Mueles maíz para mi. (aplicativo)

6.3 Locativos

Locativos:
Sustantivo-Locativo

Hay un grupo de sufijos locativos que originalmente eran posposiciones, pero que casi siempre se usaban con sustantivos y no con los prefijos posesivos. Estos no se usan tan productivamente en el náhuatl moderno, pero todavía existen en topónimos y unas cuantas otras palabras. Por su uso toponímico ya son conocidos por los mexicanos hispanohablantes. Incluyen -tla(n), -ko y -ka(n) (cp. Ix-tlan, Tenochti-tlan, Cholol-lan, Tlaxkal-lan, Mexih-ko, Texko-ko, Tewa-kan, Waxa-kan, etc.) El sufijo -ko suele ser -k después de vocal: Waxtepe-k, Kokoyo-k. También es común en topónimos la posposición -pa(n) (p.ej. Tlal-pan, Awilisa-pan (Orizaba), etc.).

El locativo -ko, en el dialecto de Orizaba, normalmente produce acento antepenúltimo en la palabra, si es que hay tres sílabas disponibles.

no-má-koch-ko en mis brazos i-pánoh-ko en la calle

6.4 Posposiciones complejas

PP complejas
Obj-Sust-PP

Es algo grande el grupo de posposiciones complejas. La mayoría de ellas son compuestas de un sustantivo que suele ser poseído y una posposición o locativo.

no-hti mi estómago i-hti-k dentro de
-kua- cabeza[6] i-kua-pa-k encima de
kuitla-tl estiércol i-kuitla-pa detrás de
no-kxi mi pie i-kxi-pan a los pies de
no-ma mi mano i-ma-pan en la mano de
i-ten su labio/orilla i-ten-ko alrededor de
-ix- ojo, cara[7] ix-pan[8] delante de

Queda claro cómo estas posposiciones pudieron originarse. Por ejemplo no-ma-pan en mi mano también se podría expresar i-pah no-ma, donde no-ma es el objeto frasal de -pa, es decir, el sustantivo que corresponde a i-. Si se usara más bien (como seguramente se usó) el patrón en que la posposición se le sufija directamente al sustantivo, resultaría no-ma-pan. Estableciéndose esa forma como convencional, y dado la ocurrencia común de otras formas como mo-ma-pan, to-ma-pan, i-ma-pan, es muy natural que se llegue a sentir que la ligadura ma-pan es primaria, y la no-ma, mo-ma, etc. es secundaria; es decir, que la forma ya no es [no-ma]-pan sino no-[ma-pan]. Esa estructura es la de posposición compleja.

También hay posposiciones compuestas de dos posposiciones o locativos. Ya vimos la combinación de -pa y -ko/-k en i-kua-pa-k encima de; formación similar tienen i-k-kan por donde, junto a, e i-k-pa-k encima de.

6.5 El uso de tla-, tē- y ne- con posposiciones

tla-, tē-, ne-
pueden ser Objeto de PP

Los prefijos tla-, tē- y ne- pueden usarse como objetos de posposiciones. La mayoría de los casos son ya frases fijas, pero pueden ser muy comunes en el uso. Otra vez las formas en tla- y tē- son más comunes que las en ne-. Los significados que resultan son los esperados: tla- algo, las cosas, todo en general; tē- alguien, la gente; ne- el uno al otro.

tla-k-pa-k arriba (lit. encima de todo)
tla-tzin-tla abajo (lit. debajo de todo)
tē-ix-pa abiertamente (lit. delante de todo mundo)
ne-ne-tech-tik corrugado, pegaditos (lit. RDP-el uno junto al otro-adj)

6.6 El uso de i-wan como conjunción

i-wan con él
también = y

Es muy común el uso de i-wan con él en el sentido y.[9] Esto es muy natural, puesto que y significa que se ponen dos cosas juntas, añadiendo la una a la otra. El significado con no está lejos de allí; también especifica que dos cosas están juntas. Juan y Pedro quiere decir que Juan está con Pedro (en algún sentido--no necesariamente físicamente), y Wan iwan Pedro significa lo mismo. Cuando se unen dos frases verbales (p.ej. comió tortilla y tomó agua) otra vez se ponen dos conceptos del lado, el uno con el otro, y en náhuatl se dice okikuah tláxkalli iwan okonik atl. Asimismo cláusulas o aun oraciones enteras se pueden unir, colocándose mentalmente la una junto con la otra.


Vocabulario para la Lección 6
Ejercicios para la Lección 6


Al principio de este capítulo
Seguir a la Lección 7
Índice
Página principal de David Tuggy T.

 


Notas para la Lección 6

[1] Nótese que la i "introducida" sirve como inicial de raíz, y se reduplica.

[2] Esta forma normalmente es reduplicada: ni-tlah-tla-htowa. Es la forma normal para decir hablar en otros dialectos; en Orizaba se dice ni-tla-powa hablo, con la raíz powa contar.

[3] Ni es completamente correcto decir que estas son absolutamente sencillas: -nawak probablemente termina con el locativo -k/ko (6.3), y -tzallan es de tzal, que parece significar en medio y el locativo -tlan (6.3).

[4] La -k de i-k podría ser el locativo -k/-ko (6.3).

[5] La estructura es también directamente paralela a la de la frase posesiva (sección 2.4.1): i-kni Kosen quiere decir el hermano de José; el sustantivo Kosen amplifica las especificaciones de i-.

[6] La raíz kua- cabeza nunca ocurre sino en compuestos (10.1). Para indicar cabeza poseída se dice (no)-tzonteko, literalmente "mi calabaza del pelo".

[7] Como kua-, ix- tampoco aparece excepto en compuestos (10.1). Uno que ya aprendieron es no-ix-tololoh mi ojo; tololoh parece ser compuesto de varios morfemas que tienen que ver con la redondez.

[8] La vocal inicial de ix- no desaparece por la supresión vocálica (p.ej. n-ix-pa delante de mí, no *no-xpa). Es por eso que se escribió ix-pa en vez de i-x-pa, aunque sí mantenemos que tiene un prefijo de 3ª persona singular.

[9] En algunos dialectos se ocupa la posposición en forma "desnuda", sin el prefijo i-: dicen p.ej. Pedro wan Ricardo.


Al principio de la lección
Seguir a la Lección 7
Índice
Página principal de David Tuggy T.

Copyright (c) 1991 David Tuggy
Segunda edición Copyright (c) 2002 David Tuggy
Derechos reservados. 
Se permite el libre acceso a este documento por medio de la Internet, 
y su impresión para uso personal. 
Queda prohibido cualquier uso lucrativo, 
o cualquier uso que no reconoce los derechos del autor.