David Tuggy T. — Lecciones para un curso del náhuatl moderno

La ortografía del nawatl
comparada con la ortografía tradicional

La ortografía usada en este libro se ha explicado en la lección 1. Difiere en varios puntos de las ortografías tradicionales que se han usado en los últimos cinco siglos. Aquí presentamos en resúmen las diferencias principales. Es necesario reconocer que la tradición ortográfica no es uniforme, y algunas variantes que se encuentran en esa tradición no se mencionan aquí. Y aunque la misma ortografía se usara, siempre habría la variación que resulta del hecho de que en las escrituras se representan diferentes variantes lingüísticas o dialectales del idioma. El alfabeto tradicional aquí descrito sigue el del justamente famoso Diccionario de la lengua náhuatl o mexicana de Rémi Siméon (1885).[1] En general concuerda con el uso de la mayoría de los estudiosos modernos del náhuatl clásico, excepto en que no representa la cantidad o largo vocálico. Las correpondencias entre ese alfabeto y el que usamos son las siguientes:

  Este libro Alfabeto tradicional  
Vocales: a a  
e e  
i i, y[2]  
o o, u  
Oclusivas: k c, qu   (c ante a, o, u; qu ante e, i)
p p  
t t  
Fricativas: h (no se escribe)[3]  
s z, ç, c (c ante e, i, z normalmente no; 
   ç
ante a, o)[4]
x x  
Complejas: ch ch  
ku qu, cu[5]   (qu sólo ante a)
tl tl  
tz tz  
Líquida 
y nasales:
l l  
m m  
n n  
Semi-
consonánticas
y y, i  
w, w u, uh, hu (uh preconsonántica, hu posconsonántica, 
     u
en otros casos.)
Combinaciones 
especiales
hw, hw hu[6]  
owa oa  

Ejercicios

1. Cambien las siguientes palabras (de Siméon) a la ortografía acostumbrada; traduzcan los que se puedan.

teezço mapiltecutli quaxicalli quauhtzapotl
quiahui quiçaliztli çapatoschiuhqui caputzaui
onicexiuhti ciuatotolin coaeuatl patli
opeuaya tentzonquiça omoteneuh nictzacutiuitz
tzacuuapaua citli nicçoquiuia çoquipolacqui

2. Cambien el siguiente fragmento de texto clásico (de los Cantares Mexicanos) a la ortografía del nawatl. Usando como referencia la traducción siguiente (de Miguel León-Portilla[7]) traten de identificar en el texto cuantos morfemas y palabras puedan.

Auh, ¡tocnihuane!,

tla xoconcaquican yn itlatol temictli

xoxopantla technemitia,

in teocuitlaxilotl, techonythuitia,

tlauhquecholelotl, techoncozcatia,

¡in ticmati ye ontlaneltoca toyiollo, tocnihuan!

Ahora, ¡oh, amigos!,

escuchad el sueño de una palabra:

cada primavera nos hace vivir,

la dorada mazorca nos refrigera,

la mazorca rojiza se nos torna en collar.

¡Sabemos al menos que son verdaderos

los corazones de nuestros amigos!

Al principio de esta página
Clave del ejercicio
Índice
Página principal de David Tuggy T.


Notas

[1 ] (Dictionnaire de la Langue Nahuatl ou Mexicaine, en traducción de Josefina Oliva de Coll, Siglo Veintiuno Editores, tercera edición 1983.) Siméon menciona la posibilidad de reducir el número de las letras de su alfabeto, sustituyendo, por ejemplo, la k por la c y la q. Pero luego dice "De todos modos voy a seguir lo que la costumbre ha consagrado, absteniéndome de innovaciones sobre este punto, puesto que se trata de facilitar la interpretación de textos escritos según las reglas del alfabeto español."

[2] Siméon une las secciones de I y Y en su diccionario y entremezcla las entradas, pero su uso corresponde al nuestro. No todos los que escribieron el náhuatl clásico hicieron lo mismo; véase por ejemplo yn y techonythuitia en el texto del ejercicio.

[3] El "saltillo" no era fricativa en la lengua clásica (al menos en el dialecto de Tenochtitlan), sino una oclusiva glotal. Normalmente no se escribía, aunque algunos en la tradición de Horacio Carochi y su importantísima Arte de la lengua mexicana (1645) marcaban la vocal seguida por saltillo con acento grave (o circunflejo en posición final). Actualmente se está usando mucho la h.

[4] Muchos actualmente no usan la ç, dando lugar a la z. Siméon prefiere usar la z sólo en posición preconsonántica, aunque dice que las dos letras "eran usadas indistintamente."

[5] Siméon no distingue sistemáticamente en su uso de estos símbolos ante a: "cui tomar; cua o qua, comer." Muchos otros autores han usado uhc o cuh en posición preconsonántica; Siméon prefiere cu aunque (como cuh) pareciera ser una sílaba en vez de consonante compleja. P.ej.: neuhctli o necuhtli miel de otros autores es necutli en Siméon. (En Orizaba la ku se vuelve k en posición preconsonántica, así que no surge el problema.) Otra familia de variantes que no aparece en Siméon pero sí aparece en otras fuentes es con co en vez de cu.

[6] Siméon a veces usa ho; p.ej.: "tehoatl o tehuatl ... tú".

[7] La Filosofía Náhuatl, tercera edición, UNAM, 1979.


Al principio de esta página
Al Índice

Copyright (c) 1991 David Tuggy
Segunda edición Copyright (c) 2002 David Tuggy
Derechos reservados. 
Se permite el libre acceso a este documento por medio de la Internet, 
y su impresión para uso personal. 
Queda prohibido cualquier uso lucrativo, 
o cualquier uso que no reconoce los derechos del autor.