8. La frase

(selección de Introducción a la Morfología y Sintaxis de Velma B. Pickett y Benjamin F. Elson, 1986, ILV, México, D.F., páginas 76-78, actualizada para concordar con la última edición en inglés; usada con permiso)

Como se ha observado, las palabras tienden a formar grupos que funcionan como unidades. Las agrupaciones de palabras que no forman oraciones se llaman frases.

8.1. Definición de frase

Una frase es una unidad compuesta potencialmente de dos o más palabras, pero que no tiene las características proposicionales de la oración. Las frases, típicamente, aunque no siempre, funcionan como constituyentes de las oraciones, Varios aspectos de esta definición deben comentarse. En primer lugar, la frase no se ha definido como compuesta siempre de dos a más palabras, sino como potencialmente compuesta de dos o más palabras. Por lo tanto, una frase puede ser literalmente una secuencia de palabras o puede ser una sola palabra a la cual se pueden agregar eventualmente modificadores para formar una secuencia de palabras. Por ejemplo, si la secuencia niños grandes aparece unas veces en los datos y la palabra niños aparece sola otras veces, ambos se deben clasificar como frases nominales (abreviada FN) con un adjetivo optativo, representado en una fórmula como N (Adj). El sustantivo solo se incluye en los datos en la categoría FN porque, potencialmente, se puede expandir en una secuencia de dos palabras. Por lo tanto un constituyente de sujeto u objeto se describe diciendo que está manifestado por FN, no por un nombre o una FN.

La parte de la definición que dice "no tiene las características proposicionales de la oración", no se refiere sólo a las características sujeto-acción o tema-explicación de una proposición, sino también a las funciones semánticas incluidas en las frases. Mientras que las oraciones incluyen típicamente funciones internas como acción, situación, sujeto, objeto, lugar, etc., las frases se caracterizan por tener una palabra principal y varios modificadores que indican cualidad, cantidad, posesión, negación, etc.

8.2. Ejemplos de frases en español

Las frases pueden variar notablemente en tipo. Por ejemplo, frases nominales como "la casa grande" son diferentes por la construcción a las frases preposicionales como "en la casa" y muestran diferentes funciones en las oraciones. Obsérvese la variación de frases en los siguientes ejemplos del español.

  1. Delfina fue al parque.
  2. Sarita jugó en la calle.
  3. La niña fue al parque en la mañana.
  4. La niñita está jugando bajo el árbol.
  5. Delfina había estado ahí jugando.
  6. Sarita había ido ahí más temprano.
  7. El cabello bonito de la niñita estaba peinado muy bien.
  8. Un bebé muy pequeño estaba llorando.
  9. La niña bonita lavó el vestido de la muñeca.
  10. Lavó el vestido bien.

Analizando los datos desde un punto de vista de la oración, se pueden construir cuadros como los siguientes:

(Sujeto) Predicado (Lugar) (Tiempo) (Modo)
1. Delfina fue al parque ——— ———
2. Sarita jugó en la calle ——— ———
3. La niña fue al parque en la mañana ———
4. La niñita está jugando bajo el árbol ——— ———
5. Delfina había estado jugando ahí ——— ———
6. Sarita había ido ahí más temprano ———
7. El cabello bonito de la niñita estaba peinado ——— ——— muy bien
8. Un bebé muy pequeño estaba llorando ——— ——— ———

(Sujeto) Predicado Objeto Directo (Modo)
9. La niña bonita lavó el vestido de la muñeca ———
10. ——— Lavó el vestido bien

En estos datos, cada uno de los constituyentes de las oraciones muestra palabras solas y frases; e incluye varios tipos de frases:

(1) Frases nominales modificadas, con los siguientes modificadores: antes del sustantivo: un determinante (la, el); después del sustantivo: una frase adjetiva descriptiva y una frase de posesión, p. ej., el cabello bonito de la niñita, un bebé muy pequeño.

(2) Frases adjetivas modificadas, que se presentan incluidas en una frase nominal: muy pequeño.

(3) Frases de posesión compuestas de la preposición de, con una frase nominal. Estas frases también se presentan dentro de la frase nominal: de la niñita, de la muñeca.

(4) Frases verbales modificadas, compuestas por uno o más verbos auxiliares y un verbo principal: está jugando, había estado jugando.

(5) Frases preposicionales. Éstas resultan de combinar una preposición con una frase nominal, p. ej., bajo el árbol, en la mañana.

(6) Frases adverbiales modificadas, compuestas par una palabra aumentativa y un adverbio: más temprano, muy bien.

Obsérvese que en varios ejemplos, se ha incluido una frase dentro de otra como un estrato separado. En esto interviene el principio de constituyentes inmediatos. Dentro de una construcción dada que tenga más de dos constituyentes, dos o más[1] de esos constituyentes se pueden agrupar como unidad en lugar de estar cada uno en el mismo nivel con los otros. A continuación se da una descripción de la estructura de los constituyentes inmediatos que se dan en los ejemplos anteriores.

La frase nominal modificada puede incluir una frase posesiva (de la niña) y una frase adjetiva (muy pequeña). Los constituyentes de las frases más largas de los ejemplos son: el + cabello + bonito + de la niñita y un + bebé + muy pequeño.

Las frases preposicionales contienen dentro de ellas, una frase nominal modificada. Los constituyentes inmediatos de algunas de las frases preposicionales de estos ejemplos son los siguientes:

en + la calle

bajo + el árbol

de + la muñeca

en + la mañana

En otras palabras, estas frases no consisten de una cadena de elementos iguales como un + bebé + muy + pequeño o en + la + calle. Más bien, "la calle" es una unidad que puede ocurrir con otra función en la oración, p. ej., como sujeto en "La calle está llena de agua", o como objeto directo en "Ya pavimentaron la calle". La frase nominal forma una unidad a la que se puede anteponer una preposición, y así resulta una construcción diferente con una función bastante distinta de la frase nominal misma. Este agrupamiento de palabras es significativo en la formación de frases.

La exposición anterior ejemplifica el hecho de que grupos de palabras forman frases, las que, en construcciones mayores, funcionan como palabras solas.[2] Otras lenguas tendrán otras posibilidades, como también algunos de los tipos aquí ejemplificados en español. En algunas lenguas, sin embargo, puede no haber distinción significativa entre la estructura de las palabras y de las frases.


[1] Al incluir las palabras "o más" nos apartamos de la tradición que consideraba que los constituyentes inmediatos eran, con raras excepciones, binarios. Nuestro punto de vista es que los constituyentes inmediatos contienen comúnmente dos constituyentes, pero en ocasiones, se necesitan más de dos para hacer un análisis satisfactorio de una construcción.

[2] Por supuesto, el principio de constituyentes inmediatos con esta inclusión de una construcción con otra, no se limita a las frases. En el capítulo 15 trataremos las combinaciones de morfemas que manifiestan la posición simple del núcleo en las palabras. En algunas lenguas los afijos se pueden agrupar como unidad. Y en el capítulo 14, veremos que una oración se puede presentar con otra, dando por resultado grupos de constituyentes inmediatos en construcciones mayores.