English version

Zapoteco del Istmo
(código zai de la ISO)
Felicitaciones por cumplir 80 años

El zapoteco del Istmo se habla en una área amplia del Istmo de Tehuantepec en el estado de Oaxaca, México. El área consta de dos distritos (Juchitán y Tehuantepec) y quince municipios. Hay entre 75,000 y 100,000 hablantes del idioma, según el censo del 2000.

Ubicación del zapoteco del Istmo en México

La mayoría de los pueblos son grandes, generalmente de más de 3000 habitantes, pero hay rancherías más pequeñas establecidas por emigrantes de algunos de los pueblos grandes. En algunos de estos pueblos mucha gente es bilingüe, y tambié viven allí personas que sólo hablan español. En otras rancherías, o algunos barrios de los pueblos grandes, mucha gente no habla el español. Muchos hablantes monolingües del zapoteco viven en Juchitán y sus dependencias (La Ventosa y Xadani). También hay un alto porcentaje de monolingües en algunos pueblos del distrito de Tehuantepec, especialmente en San Blas y las rancherías establecidas por emigrantes de San Blas. A pesar de algunas variaciones en el léxico, en la morfofonémica, y especialmente en el tono[2], la gente de cada lugar se entiende fácilmente con los demás.


Los zapotecos del istmo mantienen sus valores culturales básicos, aunque uno de ellos es saber adoptar lo valioso que viene desde afuera. Otros valores importantes son el prestigio, el sentimiento de pertenencia, la conformidad al grupo, la celebración de las fiestas, y también la educación, el vestirse según la moda del día, y el uso de equipo de alta tecnología. La vestimenta tradicional de las mujeres es muy bella, como se puede apreciar en las fotos. Incluye una falda amplia y larga, con una blusa muchas veces bordada y decorada. Dado el gran valor que se pone sobre la educación superior, hay muchos profesionales de muchas clases provenientes del pueblo: doctores, abogados, contadores, ingenieros, maestros, políticos, etc. Por lo general, aunque vivan y trabajen afuera, mantienen una casa en Juchitán, regresan para las fiestas especiales, y quieren ser enterrados allí.


La tierra es plana y desértica, pero aun así crecen muchas plantas tropicales, produciendo frutas como los plátanos, mangos, naranjas, limones, cocos, el kapoc, etc. El “jazmín del Istmo”, que en zapoteco se llama guie' xhuuba', es un árbol que florece y que lofs paisanos aprecian mucho. Poco a poco se están desapareciendo, pero aún siguen siendo un símbolo importante de la tierra zapoteca.

Recogiendo cocos
Recogiendo cocos

Vendiendo cocos
Vendiendo cocos

La gente es orgullosa de su identidad zapoteca, aun cuando ya no hable el idioma. Algunas formas léxicas reflejan el contraste entre los del pueblo y los fuereños. Para referirse a sí mismos, frecuentemente usan el pronombre de primera persona inclusivo, generalmente con la palabra binni ‘gente’ (binni laanu). A los mestizos que no son de allí, se les dice dxu o huada, masculino y feminino respectivamente. Otros grupos de indígenas son identificados con nombres particulares, como mixhi' ‘los mixes’, o les dicen “vallistas” a las personas del Valle de Oaxaca, incluyendo a los grupos zapotecos de las sierras.


Preparando el mole
Preparando el mole

Además de los dos extremos culturales de los que cultivan sus terrenos o pescan y los que trabajan en un ambiente profesional, la otra ocupación más común es el negocio. Algunos zapotecos viajan por todo el país para vender su mercancía (ropa, hamacas, objetos de barro, pescado seco, etc.) y comprar otras mercancías para traer a su tierra.


Otro aspecto notable de la cultura de los zapotecos del Istmo es su comida. Preparan platillos especiales que son diferentes a la comida de otros grupos indígenas y del resto de México. El relleno de sus enchiladas y chiles es único, y también su manera de preparar el mole negro. Maria Villalobos Villalobos y Virginia Embrey publicaron un libro de recetas que se llama Maria’s Culinary Secrets (‘Secretos culinarios de María’), el cual se puede conseguir escribiendo a: SIL, Frances Austin, 16131 N. Vernon Dr., Tucson, AZ 85739-9395. (El costo es de $7 dólares más el gasto de envío.)


Para preparar sus comidas, la gente ocupa lo que hay en el Istmo: carnes de res, cerdo, pollo, pescado, camarón, iguana y armadillo, huevos, queso, frijol, tortillas de maíz, arroz, aguacate, calabacitas, calabaza y chiles.


Entre los postres se incluyen el arroz hervido en leche con canela, y las frutas tropicales como la papaya, el mango, el zapote, la parchita, la guayaba, el plátano y la naranja. Se cocinan algunas frutas y verduras con azúcar para hacer dulces, incluso el limón, el jicaco, la calabaza, el camote, el coco y el chilacayote. Con la sandía, el melón y la piña se hacen bebidas refrescantes.


Velma Pickett



La foto que se encuentra al principio de la página es del cumpleaños 80 de la Sra. Concepción Santiago Pineda, quien aparece con su hija. La foto se usa con el permiso correspondiente.

Publicaciones disponibles en este sitio: