English version


Familia tarasca

Purépecha
(p'orhépecha, p'urhépecha)
Danza de los viejitos (c) Sue Sill © Sue Sill

La lengua purépecha, anteriormente conocida como tarasca, es una lengua aislada que no está ni siquiera relacionada provisionalmente con ninguna otra lengua. Se habla en el estado de Michoacán, cerca del Lago Pátzcuaro y del volcán Paricutín. Existen dos variantes mayores y tal vez doce menores; la división principal se da entre el área del lago y el altiplano volcánico. Los hablantes fácilmente identifican la región de otros hablantes por su habla, y aún el pueblo de origen. Se sienten orgullosos de continuar hablando su variante nativa incluso si se han ido a vivir a otra parte de la región purépecha. Sin embargo, las diferencias dialectales son relativamente recientes, y los hablantes consideran todas las variantes como partes del mismo idioma.


Mapa: donde se habla la lengua purépecha Mapa: la región purépecha

El idioma ha sido estudiado y sigue siéndolo tanto por lingüistas mexicanos y extranjeros. El Instituto Lingüístico de Verano ha terminado su trabajo en una de las variantes principales pero continúa trabajando en la otra.


Los purépechas tienen su propia bandera, que tiene cuadros de color rosa, azul, verde y amarillo, con una puña apretada y flechas en el centro; esto representa la unidad de la región purépecha. Varios periódicos publican secciones en esta lengua, y hay por lo menos uno escrito en su mayor parte en purépecha. Las misas se ofician en purépecha en muchos pueblos ocasionalmente, y regularmente en aquellos donde el sacerdote mismo es purépecha. El orgullo por la lengua y la cultura parece estar creciendo, con el estímulo del gobierno.


Las altitudes donde se ubican los pueblos tarascos van desde los 1600 metros hasta los 2500 metros sobre el nivel del mar; el Lago Pátzcuaro (el lago con mayor altitud de México) está a 2200 metros. El clima templado, las tierras fertiles y los bosques de pinos predominan en la región. El tiempo de lluvia es de finales de mayo hasta septiembre; en las partes más altas hay hielo durante enero y febrero pero casi nunca hay nieve.


Casi todos los pueblos ya cuentan con electricidad y la mayoría tiene agua. La mayor parte de ellos se especializa en algún tipo de industria familiar tal como: muebles, productos de cobre, guitarras, violines, ollas, cerámica, ladrillos, adobes, utensilios de madera, sombreros, petates (esteras), máscaras, etc. Estos productos se venden en los pueblos grandes y en las ciudades, y algunos incluso en otros países. Algunos pueblos se enorgullecen de su vestidura característica, que incluye blusas y delantales plisados y bordados. Casi todas las mujeres usan rebozo, pero algunas usan vestido moderno.


La música de los purépechas está muy viva. Muchas canciones son populares en otras partes de la república, por ejemplo la canción Flor de Canela, que es Tsitsiki Urhapiti en purépecha. Hay muchas cintas y discos compactos de música purépecha disponibles en el área. Muchos bailes tradicionales, como la Danza de los Viejitos (foto mostrada arriba), sobreviven de tiempos precolombinos y se presentan en días especiales.


La mayoría de los niños asisten a por lo menos algunos años de primaria, de los cuales los dos primeros se enseñan en purépecha. Aunque hay mucho analfabetismo entre los ancianos y las mujeres especialmente, también hay muchos purépechas bien preparados: sacerdotes, médicos, enfermeras, abogados, lingüistas y antropólogos.


Los servicios de salud modernos están ampliamente disponibles, cuentan con clínicas en la mayoría de los pueblos y con hospitales en las ciudades que rodean la región. No obstante, muchos prefieren usar prácticas tradicionales, tal como las que practican los brujos (shamanes) y curanderos. Los dos sistemas, moderno y tradicional, son generalmente aceptados, aunque el tradicional a veces se practica clandestinamente.


Los purépechas fueron una fuerza importante en el oeste del México precolombino. Su imperio incluyó todo el estado de Michoacán y partes de Jalisco y Guanajuato, también tenían influencia hasta Nuevo México (E.U.A.) entre los zuni. Los reyes purépechas vivían en Tzintzuntzan, Ihuatzío y Pátzcuaro (ahora sitios arqueológicos) rumbo al Lago Pátzcuaro en diferentes épocas hasta la conquista española. Se defendieron contra los aztecas, usando a la gente otomí como guardias de la frontera en una zona de contraataque entre los dos imperios. Los prisioneros de guerra tenían que elegir entre ser esclavos o ser sacrificados.


Las teorías sobre el origen de los purépechas varían. Algunas dicen que llegaron del norte con los aztecas, otras que vinieron del sur y tal vez son parientes de los quechuas del Ecuador, Bolivia, y el Perú. A pesar de que su idioma está aislado, comparte algunas características con el zuni y con el quechua (que tal vez no son más que préstamos).


El orden más común de las palabras en el purépecha es: Sujeto - Complemento - Verbo. Palabras largas, conteniendo muchos sufijos e incluso más de una raíz, son comúnes. Las vocales que se encuentran al final de las palabras muchas veces son sordas, y por esa razón son difíciles de oír o se omiten totalmente.

Hechos interesantes acerca de la región purépecha
Variantes específicas de la familia tarasca
Nombres Materiales
disponibles
Códigos del Ethnologue
Purepecha los libros tsz
Purepecha del oeste de la sierra los libros pua
Publicaciones del Instituto Lingüístico de Verano y de su personal
Lingüística
Alfabetización y literatura
Varios campos
Para más información



La foto que aparece al principio de esta página se usa por cortesía de Sue Sill y de Rancho Madrono, con el permiso correspondiente.