El náhuatl y los préstamos (no bancarios)

Muchos hablantes de náhuatl se avergüenzan del hecho de que su idioma ya no sea 100% puro; es decir que cuenta con algunas palabras tomadas del español. Unos concluyen que el idioma náhuatl de los municipios de Mecayapan y Tatahuicapan ya no tiene valor. Otros dicen que al escribir el náhuatl no se debe incluir ninguna palabra que no sea de origen náhuatl. ¿Aplicamos la misma filosofía a los demás idiomas del mundo? No, porque no hay idioma puro: todos tienen raíces e influencias de otros idiomas. Por ejemplo, el inglés, que es una gran mezcla de idiomas indo-europeos, cuenta con un 30% de vocablos de origen francés.


Según el Diccionario de Mejicanismos de Francisco Santamaría, y el Diccionario de Aztequismos de Luis Cabrera, el español de México cuenta con miles de palabras tomadas del náhuatl. Sabemos que palabras tan comunes como tomate, coyote, aguacate, milpa y metate entraron al español de esta manera. Al llegar a México, tuve el gusto de conocer el rico mole veracruzano; muchos piensan que su nombre viene del español, pues la conexión con el verbo "moler" es obvia. Pero Santamaría nos indica que viene de la palabra molli del náhuatl clásico (que conocemos en la variante de Mecayapan y Tatahuicapan como mojli), entonces los aztecas estaban disfrutando de este guisado antes de la llegada de los españoles y la conexión con "moler" es coincidencia. Algunas palabras de origen náhuatl como chocolate y tomate han sido adoptadas por docenas (tal vez cientos) de idiomas a nivel mundial.


Sugiero a los hablantes de náhuatl que, al hablar español, se sientan orgullosos del hecho de que el español ha tomado prestadas tantas palabras de su idioma materno. De igual manera que no nos quejamos ni prohibimos al hablante de español tomar palabras del náhuatl, creo que tampoco debemos prohibir el uso de préstamos del español al hablante de náhuatl, ya que en México los dos idiomas tienen una historia de siglos de intercambio.


También cabe mencionar que no todos los préstamos que ocupa un hablante de náhuatl vienen del español. En Mecayapan dicen mayi, palabra tomada del popoluca que quiere decir 'carne'. En los dos municipios dicen sotcoy o sótcol 'codo' y tzoexi 'tarántula' que también son de origen popoluca. La palabra moxi 'zopilote' no es de origen náhuatl ni de origen español ni de origen popoluca, entonces... ¿de dónde viene?


Ya publicamos un diccionario náhuatl de la variante que se habla en los municipios de Mecayapan y Tatahuicapan de Juárez. Lo ofrecemos a las comunidades con el deseo de promover el uso y prestigio del idioma. Esta obra se basa en la lingüística descriptiva, no prescriptiva. Es decir que, si usted es hablante de náhuatl, el diccionario no existe para corregir su manera de hablar, sino para preservar en forma escrita la manera en la que se ha observado que el idioma es utilizado. Como hablante de náhuatl, usted es su propia autoridad en cuanto al idioma; siéntase orgulloso de seguir hablándolo.


--Cristóbal Hurst Upton