¿Es usted un buen narrador de cuentos?

Mitla Ruina

Un buen narrador de cuentos dice dos cosas: lo que pasa en un cuento, y la información de fondo acerca de los personajes y los sucesos; pero las mantiene separadas para que el cuento sea claro.

Los prefijos verbales del otomí de San Felipe Santiago, del estado de México, lo hacen así: algunos prefijos indican los sucesos principales del cuento, otros indican información de fondo y otros indican eventos que no sucedieron en realidad. A continuación se da la traducción de una experiencia personal de un otomí. Los prefijos otomíes están colocados después de la traducción de los verbos. Se presentan siete prefijos diferentes.

Dos prefijos indican sucesos principales: du ‘yo’ (pasado) y bi ‘él’ (pasado).

Tres prefijos indican sucesos principales en relación con el suceso que los precede: ga indica una acción que ocurre al mismo tiempo que la última que se mencionó; bu indica una acción que se efectúa en diferente lugar que la última que se mencionó; y fi indica una acción que sucede más adelante que la última mencionada.

Finalmente, mi indica información de fondo para la acción en el cuento, y di indica algo que no ha sucedido en realidad.

(El cuento)