cerrado: Muchas veces los sonidos vocálicos se clasifican, según la altura de la lengua, en altos [1], medios [1] y bajos [1]. Pero a veces es útil hacer distinciones más finas, y para eso se utilizan los términos "cerrado" y abierto. Los sonidos cerrados se pronuncian con la lengua más alta (más cerca del paladar) que la norma para su categoría general de altura. (Ver el diagrama de símbolos fonéticos de las vocales.) Por ejemplo: la sonido i del español es cerrada, en contraste con la sonido [I] del inglés (p.ej.: en sonido "bit" [bIt] 'mordió'), que es más abierta. Frecuentemente cuando hay tales escasas diferencias, las vocales afectadas también difieren en otras características, p.ej.: en el largo, en movimiento de la lengua para producir un diptongo, o en lo tensas o relajadas que se pronuncian.

La descripción dada arriba presenta el uso tradicional de estos términos entre lingüistas que estudian lenguas de las Américas. En la tradición europea representada en el alfabeto fonético internacional (véase el sitio de la International Phonetic Association) [Asociación Fonética Internacional], se usan "cerrado" y "abierto" sólo con vocales medias, para distinguir los dos niveles: medio-cerrado y medio-abierto. [inglés: close, closed]